Sócrates, tal vez el primer Coach

Sócrates, las preguntas y el conocimiento

SocratesSócrates nació en la Antigua Atenas, donde vivió a finales del siglo V AC; coincidiendo con la más espléndida época en las historia de Atenas y de toda la Grecia antigua. Su padre era cantero y su madre comadrona.

Su inconformismo le llevó a preocuparse y oponerse de la ignorancia popular y oponerse al conocimiento de los que se consideraban sabios. Él mismo no se consideraba un sabio, ni siquiera cuando Querefonte, uno de sus mejores amigos, le preguntó al oráculo de Delfos si existía alguien más sabio que Sócrates. La Pitonisa del oráculo le contestó que no, que no había nadie más sabio que Sócrates. Al conocer lo sucedido, Sócrates puso en duda al oráculo. Empezó a buscar alguien más sabio que él entre los personajes más relevantes de su época. Al indagar sobre sobre ellos se dio cuenta de que en realidad sabían muy poco, mucho menos de lo que ellos decían y la gente creía.

La mayéutica

El mérito más destacable de Sócrates fue crear la mayéutica. Método inductivo que permite llevar al interlocutor a la resolución de los problemas planteados. Mediante hábiles preguntas se logra que la persona alcance sus propias respuestas y llegue al conocimiento por si mismo.

Como el decía, su madre daba a luz a las personas, el daba a luz al conocimiento de las personas. De ahí la mayéutica en griego “dar a luz”. Es decir, mediante preguntas hacer que las personas lleguen al conocimiento y no mediante el conocimiento aprendido. Por esto podemos considerar que tal vez el primer Coach fue Sócrates (469-399 aC).

Filósofos, poetas y artistas, todos se consideraban sabios y creían tener un gran conocimiento. Sócrates, en cambio, era consciente tanto de la gran ignorancia que le rodeaba como de la suya propia, de ahí su célebre frase “Solo sé que no sé nada”

En resumen, la idea básica del método socrático de enseñanza es que el maestro no inculca al alumno el conocimiento. El método socrático rechaza la idea de que la mente es un cajón vació por llenar. Considera que el conocimiento es la iluminación de la mente de cada persona a través de las preguntas, que hacen de lámpara para ver el camino.